lunes, 24 de noviembre de 2008

Desfiladero de Toriles II

Alcantud.
El pueblo está situado en una comarca que, por sus particularidades, sería un centro de turismo de naturaleza bien conocido. La “ventaja”, es que apenas es conocido ni está explotado, sigue manteniendo el sabor de pueblo calmo, silencioso, en el que la vida se desliza sin alharacas y con sosiego.

El pasar con las motos por las calles del pueblo, nos hace sentir casi como perturbadores de la paz del lugar. Pero por ahora, pasaremos de largo para tomar la pista que, justo en la salida del pueblo y tras hacer la rotonda de la carretera, nos conduce por un magnífico camino, hacia el Desfiladero de Toriles.



La pista es casi mejor que algunas de las carreteras que hemos recorrido hoy, sin un bache, con la grava muy asentada y firme, ideal para circular incluso a velocidades algo “temerosas” para las manos del que suscribe y el mastodontillo de moto que lleva entre las piernas.
Desfiladero de Toriles
Poco a poco y tras el primer desvío, el camino cambia de carácter, se hace algo más rudo, más agreste, como pequeño aperitivo de lo que vendrá después.





No obstante, todo el tramo se puede hacer sin dificultad alguna con una moto trail con ruedas mixtas, nosotros llevamos Metzeler Tourance y van perfectas, buena tracción, estabilidad y la suficiente frenada como para ni inmutarse.
Desfiladero de Toriles

No hay comentarios: