lunes, 23 de febrero de 2009

Waltz with Bashir




La vi ayer, me llamó la atención el tipo de animación y las "pretensiones" del director.

Pero lo que me atrajo totalmente fue la música de Max Ritcher, apabullante.

Te deja un sabor agridulce, pero "hay que verla".

http://waltzwithbashir.com/

domingo, 22 de febrero de 2009

ja, ja, ja!!!! oferta del súper!!!!

En plan "paga dos y te llevas cuatro". Igual dispara a dos y te llevas cuatro.

Hacía muuucho que no quedaba a tomar algo con Elena, mi "vieja" amiga del aeropuerto y antropóloga de pro. Además me lo recordó por correo electrónico la semana pasada, con cariño pero no sin cierta voz de mando: "Se más de Lucía que vive en Santiago que de ti".
Así que, como tiene razón, buscamos un huequín para vernos y hacer algo. Como el domingo hizo tan buena mañana, quedamos para darnos un paseo y ponernos al día.

Lo cierto es que me vino genial, porque me apetecía verla y , de forma egoísta, porque estuvimos hablando largo y tendido sobre nuestra vida y sobre mi relación con "A". Y tanto hablarlo la semana pasada con Bea (que no veais la caña que me dió) como hoy con Elena, me ha servido para ver las cosas desde otra perspectiva.

Así que gracias a las dos!!!!!


Otra cosa es que yo siga sientiendo lo que sigo sintiendo, y éso no se puede cambiar. Y echar de menos así a alguien, es lo que tiene, que no lo sacas de la cabeza (ni quieres) ni a patadas. pero bueno ;-)
Aprovechamos para acercarnos a ver la exposición que había en el Palacio de Cristal, la de "Los universos poéticos de Josiah McElheny ".


El caso es que al salir, quería hacer una foto al carte de la exposición y vi por detrás unas piernas de otras dos personas que estaban mirando a su vez el cartel y ha quedado una imagen curiosa.
http://www.elpais.com/articulo/espana/universos/poeticos/Josiah/McElheny/multiplican/belleza/Retiro/elpepuesp/20090127elpepunac_12/Tes

¿ataduras?





























¿Qué quieres que haga?
¿Buscarme un protector?
¿O un amo tal vez?
¿Y como hiedra oscura que sube la pared,
medrando sibilina, y con adulación?
¿Cambiar de camisa para obtener posición?
¡NO GRACIAS!

¿Dedicar si diera el caso,
versos a los banqueros?
¿Convertirme en payaso?
¿Adular con vileza los cuernos de un cabestro,
por temor a que me lance algún gesto siniestro?
¡NO GRACIAS!

¿Desayunar cada día un sapo?
¿Tener el vientre panzón,
un papo que me llegue a las rodillas,
con dolencias pestilentes de tanto hacer reverencias?
¡NO GRACIAS!

¿Adular el talento de los canelos?
¿Vivir atemorizado por infames libelos?
¿ Y Repetir sin tregua:
"...¡Señores soy un loro,
quiero ver escrito mi nombre en letras de oro!..."?
¡NO GRACIAS!

¿Sentir terror a los anatemas?
¿Preferir las calumnias a los poemas?
¿Coleccionar medallas?
¿Urdir falacias?
¡NO GRACIAS!
¡¡NO GRACIAS!!
¡¡¡NO GRACIAS!!!

Pero cantar, soñar, reír, vivir, estar sólo...
Ser libre,
tener el ojo avizor,
la voz que vibre.
Ponerme por sombrero el universo,
por un si o por un no.
batirme,o hacer un verso,
despreciar con valor la gloria y la fortuna
viajar con la imaginación... a la luna
Solo al que vale reconocer los méritos
No pagar jamás por favores pretéritos
Renunciar para siempre a cadenas y protocolo.
Posiblemente no volar muy alto...
pero sólo.



"Cyrano de Bergerac" de Edmond Rostand

El fragmento es de la película, el de la obra de teatro es diferente, más amplio y sin rimas. Una delicia de obra en todo caso.

martes, 17 de febrero de 2009

lunes, 16 de febrero de 2009

Puerto de Serranillos I

Serranillos y Mijares nevados

Por fin hace sol, sol!!!!

Ya tocaba disfrutar de un poco de “buen” tiempo, que llevamos un invierno por el centro de la península que está siendo un poco “cansino”. Y mira que es bueno que llueva y más aún que nieve, pero que el sol no haya dado apenas tregua en dos meses cansa un poco.
Además, coincidió que tenía el día libre y el domingo 15 de febrero (si, San Valentín), salimos a dar una vuelta con la moto.
Cuando alguien concreta el quedar para dar una vuelta a las 08:45 AM. Y sale de casa a las 08.40 con 20 kilómetros por delante, sabe que no va a llegar a tiempo. Pero si además, llega un cuarto de hora tarde a la cita, y se da cuenta de ser el primero en llegar, el mosqueo ronda su mente. Pero bueno, fueron dos minutos lo que tardaron en llegar (tarde) Antonio y Valentín. Hola, hola, y a rodar que Angel nos estará esperando en Sotillo de la Adrada.
speed
El tramo desde Villaviciosa de Odón, hasta Sotillo de la Adrada, lo recordaremos durante semanas por el frío que pasamos; estaba nublado y todo escarchado, si yo con los puños calefactados estaba pasando casi frío en las manos, no me imaginaba lo que estaría pasando Antonio. Al menos llegando a las Navas del Rey, lucía el sol y, aunque seguía haciendo frío, se sentía algo menos de sensación gélida. Al llegar a Sotillo y parar en el Bar de Paulino a tomar el obligado café, Antonio tiene hasta mala cara, el frío de sus manos es brutal. Conozco esa sensación, en mis inviernos sin puños (todos los de mi vida en moto, menos los dos últimos), lo pasé realmente mal. Hasta cortes de digestión he llegado a tener por el frío en las manos. Espero que Antonio se convenza de poner aunque sea unas manoplas, son horrorosas pero quitan el frío.

Menos mal que Paulino ya abrió el bar, así que entramos como elefantes en una cacharería, dejando encima de mesas, barra y encimera todo los complementos de moda del motero; es decir, cascos, cazadoras, fajas, guantes, etc, etc. Un cacao para un simple café.

da igual la ruta elegida, son preciosas las dos

“Hirviendo, por favor”, la frase de Antonio para pedir un café en las mañanas de invierno. No soporto el café tan caliente, en realidad no me gusta ni la bebida ni la comida muy caliente, qué le vamos a hacer. Así que al pedir el café con leche natural, Antonio me mira con cara de pasmo, je, je.
Despachado el café y algo más caliente el estómago, decidimos la ruta de la mañana; subiremos Serranillos desde Pedro Bernardo, pero claro los moteros proponen y luego Angel, que hace hoy de guía, dispone. El caso es que llegamos al desvío de Pedro Bernardo, paro para preparar la cámara y grabar un video, y me pasan con las motos, empiezo a subir hacia Pedro Bernardo e intento alcanzarles dando “gas”, cuando llevo unas pocas curvas y no los veo, me imagino lo peor. Al pasar el pueblo, una llamada en el móvil lo confirma; me adelantaron mientras estaba parado y no subieron por Pedro Bernardo, sino hacia San Esteban del Valle por otra carretera. No pasa nada, quedamos en el cruce del puerto y no hay ningún problema. Además, con la mañana que hace tan buena, apetece estar un ratín al sol.
Sierra de Gredos
Llegan al poco rato, y para no entretenernos mucho, decidimos subir el puerto de Serranillos para enlazar con el de Mijares.
El paisaje está espectacular, la nieve caída en las últimas semanas ha sido abundante y los márgenes de la carretera tienen “paredes” de nieve de 2 metros de altura. Impresionante.

DSC_0127
Aunque con el sol que hace no tardará mucho en derretirse, es el momento ideal para ir; hace sol, la temperatura es buena y el asfalto está limpio, limpio, vamos ideal para darse una vuelta en moto.
DSC_0164
Nos detenemos un momento en el Puerto de Mijares, para estirar las piernas y charlar un ratejo, y vamos para abajo. Hay mucho más tráfico de lo normal en este puerto, imagino que será por la gente que quiere disfrutar de la nieve.

DSC_0199
Al final paramos en un bar de Mijares, y nos tomamos un montadito de lomo y una cerveza (yo, sin alcohol) y vuelta a casa.
Una buena jornada de moto.

Es curioso pero últimamente no dejo de echar de menos a alguien en el asiento de atrás de Charo, algo que no me había pasado antes, que siempre iba mejor solo en la moto.
100_9680
Qué cosas

lunes, 2 de febrero de 2009

Viaje relámpago: Lisboa




Al final, dudando si Roma o si Venecia, por dudas respecto a la meteorología, nos largamos Quique y el abajo firmante a Lisboa. Hacía tiempo que tenía ganas de ver la capital portuguesa, he estado en Portugal unas seis veces y aún no conocía Lisboa. Así que ya tocaba. Calculamos que el tiempo no iba a ser del todo malo, para ser enero y tener temporal en media Europa.
La salida desde Madrid con el “Toledo”, sin incidencia alguna, hace mucho viento pero la mañana está despejada y luce el sol. Recojo a Quique en su casa y “pallá” que nos vamos. El viaje nos sale muy bien, paramos en Trujillo a comprar bebidas y decidimos subirnos al pueblo a buscar un sitio donde comer….donde comernos nuestros sándwiches caseros claro. Así que sentaditos al solete invernal, nos tomamos el refrigerio y damos un corto paseo por el pueblo para bajar la magra pitanza. Trujillo es muy bonito, la historia está en cada esquina y las casas solariegas, palacetes e iglesias son impresionantes. Además, no nos encontramos a casi nadie por las calles, lo que hace que disfrutemos aún más el corto paseo.


Busto de Orellana

Retomamos carretera y manta, y seguimos dirección Portugal. Un rato después, y ya entrados en el país vecino, cambio de asientos y conduce Quique. La autopista es aburrida y está casi vacía, pero es el camino más rápido y directo para llegar a Lisboa.
Por supuesto, y con mi tónica habitual a nada que me siento de copiloto, me quedo dormido como un bebé. Me despierto una hora más tarde y con el cielo nublado, se acabó el sol (qué rabia). Pero bueno, la cabezadita me ha venido genial ya que la anterior noche no había dormido casi nada (las noches que son mú malas). Además, y pese a las críticas, Quique va encantado con mi coche, ejem, ejem.
Llegamos a Lisboa sin problemas, la entrada se hace por el Puente del 24 de Abril, una obra de ingeniería que nos deja boquiabiertos. A Quique le encanta el puente, es un fan. Y claro, antes de nada, bajamos a la zona de Belém para dar un corto paseo y tirar algunas fotos.
Lisboa A enero 09 (66)
Por supuesto, hemos llegado a Lisboa pero ni tenemos plano de la ciudad ni hotel reservado. La aventura es la aventura. Y empieza la operación “encontrar hotel”. Cuando llevamos una hora dando vueltas por la ciudad, Quique empieza a mostrarse inquieto; yo estoy tranquilo porque como casi siempre viajo así y, hasta ahora, me ha salido siempre bien, no me preocupo. Además, la experiencia me dicta que se puede dormir en casi cualquier sitio, y a unas malas, vamos en un coche…. Quique me va a regañar por éste comentario, pero es mi opinión.
Subiendo hacia el barrio alto, desde Belem, encontramos en una calle una hospedería cutre, pero cutre. Pero como tengo bastante cuajo, paramos a preguntar y ver el sitio; en qué hora, menos mal que Quique no vio el baño de la habitación que nos ofrecieron, porque se cae de culo. Eso si, era barato:25 eur la doble, ja, ja!!!


Bueno, seguimos por la ciudad sin saber, para nada, en qué parte estábamos. Pero vemos un hotel, preguntamos y nos indican que vayamos a otro, el Príncipe Real, nos gusta tanto el sitio, como el precio (y que tienen habitación, claro). Y ahí nos quedamos. Mientras voy a por las cosas al coche Quique ya ha entablado conversación con Nuno (el conserje) y nos enteramos de dónde estamos y cómo ver la ciudad.


Resulta que estamos en el Barrio Alto, y nos pilla a mano toda la parte antigua de la ciudad, genial!!!!!
Lisboa desde el Barrio Alto
Aunque estamos algo cansados, estamos de vacas así que comemos algo (bueno, otro sándwich y un “huesitos” del coche) y nos bajamos a ver Lisboa. De noche es como otras ciudades, impresionante; muy iluminada (demasiado para mi como tantas ciudades), y limpia (los tópicos son éso, tópicos). Además no hace nada de frío ni de viento, y se está genial por la ciudad.
Elevador do Lavra
De la ciudad, como tanta gente la ha visitado, no voy a contar gran cosa, hay guías de viajes y miles de referencias a Lisboa.