jueves, 11 de marzo de 2010

¿comienza el deshielo?

Harto de lluvia (necesaria), cielo nublado (inevitable, véase primera frase), fresco (estamos en invierno) y de estar más pálido que los personajes de Crepúsculo, me he largado con la Gorda a visitar mi "segunda casa", el Puerto de Mijares.
Sobre todo porque hablando con mi buen amigo Quique el otro día, éste me comentó que el puerto debía estar nevado por lo que veía desde su casa. Y tenía muchas ganas de ver a mi vieja amiga, la cascada que se forma junto a la carretera en la vertiente norte del puerto.
Esta semana mi horario de Batman me obliga a dormir hasta medio día y desayunar a las dos de la tarde (si DESAYUNAR), que suena como de Bon Vivant pero nada de éso, es un rollo patatero.
Pero debido a dicho turno, los pocos días que ha hecho algo de sol, me apetecía muuuucho disfrutar aunque fuera brevemente, de los rayos de nuestra estrella en mi cara (repito, piel color vampírica).
Desayuno, ducha y vestirme de romano, salgo de casa sobre las tres y media y marcho dirección San Martín de Valdeiglesias.
El tráfico el normal en u día laborable, y más por la M-40. A partir del desvío, una vez tomada la M-501, la cosa cambia y apenas hay chalados al volante. Cada vez aguanto menos los fitipaldis, y no hay día que no me encuentre un par de ellos.
El sol, va y viene, aunque no hace frío. Llevo puesto el modular porque no sabía qué tiempo iba a hacer, pero llevo el "abierto" en el baúl para ponérmelo si mejora el día. Sin pena ni gloria, arribo al desvío de Casavieja, pasado Piedralabes, paro un momento para cambiarme de guantes (los de invierno me parecen incómodos) y de casco, AAhhhh!!!!!! esto es otra cosa, qué delicia el ir por carreteras secundarias con el casco abierto, qué bien se respira concho!!!!!
Y veo poco a poco la nieve en los altos de la sierra de Gredos y la cantidad de agua que baja por todas partes, me da buena espina en cuanto a paisaje nevado en el puerto.
Hago alguna que otra parada para tirar alguna fotillo, sobre todo porque me encantan los árboles, si son viejos, con arrugas y tienen ese porte noble de los castaños de por aquí, como para no parar un ratito.
poco a poco gano altura y veo, con asombro, cómo está siendo por aquí el final del invierno; no recuerdo haber visto tantas chorreras heladas en las umbrías, precioso.....y fresco. Tanto es así, que me toca abrigar la cara con el verdugo de seda, que tengo la naricilla algo tierna, je, je.
La carretera está plagada de sal (me tocará darle un chapuzón a la Gorda a la vuelta) y con la nieve helada en los arcenes.
El paisaje en el puerto es espectacular, nieve helada, viento racheado (fresco, pero fresco fresco vamos) y unas vistas espectaculares.
Y claro, "mi cascada", que en realidad no es tal, es una chorrera de deshielo, que al estar medio en umbría en invierno se suele helar, y está bonita, bonita.
He tirado unas cuantas fotos y he pensado que es una pena que Almu no pueda estar aquí, porque le encantaría ver éso, pero por otro lado, con lo friolera que es y el frío que hace, le daba algo. Tengo las manos heladas de tirar fotos y como veo que está algo nublado hacia Hoyocasero, opto por dar la vuelta y desandar lo rodado paar volver a casa.
Camino que no es precisamente agradable, porque el viento arrecia y se mete por los resquicios más pequeños de mi ropa y hace que poco a poco, me quede destemplado.
Menos mal que en casa, un abrazo de mi chica y una buena ducha caliente, hacen milagros.
Un saludo

martes, 9 de marzo de 2010

una velada de México


una velada de México
Originally uploaded by "S de Santi"
una Pacífico, una Coronita y unos tacos, en el nuevo local de "Taquería Mi Ciudad".
Quiubo mi doña y todo éso.
No es barata, pero si que es recomendable la verdad. Y está rico, rico.
Quique!!!!!!!!! hay que repetir, aunque sea con cerveza nacional ;-)