lunes, 29 de diciembre de 2008

Vertiente norte del Puerto de Mijares

Todos los puertos de montaña, por su propia condición de “puerto”; de paso, de enlace entre dos valles, al igual que se suben, se bajan. Lo que para mí es” la subida” al puerto de Mijares, siempre es desde Casavieja, pasando por Mijares en sentido norte. Y lo que llamo “bajada” es la larga carretera de descenso hacia Villanueva de Ávila y Burgohondo. Pero claro, la realidad es que un puerto de montaña siempre tiene, según el sentido de nuestro recorrido, una subida y una bajada, independientemente del lado por el que lo acometamos.
Así y tras este rollo que he soltado en el que, en realidad, no he dicho nada, paso a mostraros el tramo de descenso desde la coronación del puerto (en realidad, desde la “cascada” helada algo más abajo) hasta casi la entrada en Villanueva.
Las vistas son más amplias que en la otra vertiente y, por ser la cara norte del puerto, es de vegetación más rala y con menos arbolado, hasta una altitud determinada. Apenas hay pinos por este lado, se pasa casi directamente del pasto y arbustos de alta montaña, a los robles y castaños del valle.
Un poco largo, el video, pero da una idea de lo prolongada y divertida que es esta carretera.

“S”


domingo, 28 de diciembre de 2008

curvas, curvas, curvas

Cómo me gusta el tramo de carretera éste!!!
Una delicia; con curvas cerradas, peraltadas, enlazadas, etc. Una montaña rusa vaya!!
Desde el desvío de Burgohondo hasta Villanueva de Ávila.
Ahí va:


al ladito

Una de las opciones que se pasaron por mi cabeza cuando tenía la cámara en el trípode, fue grabar el puesto de conducción, pero desde la misma posición que grabé las otras veces.
ha quedado algo raro y curioso, creo. Sobre todo me gusta porque se refleja el margen de la carretera y algo del paisaje en el carenado de la moto.
Ahí os lo dejo.

Excursión por Guadalajara


Al fin pudimos coincidir en una escapadita, una excursión por tierras de Guadalajara con muy buena compañía, Cristina y Olga. No vinieron, de los que estaban apuntados, ni Pablo (traidorzuelo, me dejaste solo ante el peligro) ni mi hermana Mila, que le tocó currelar (Ole los jefes rumbosos!!).



Aún así salió bastante bien.



Visitamos Cogolludo, Tamajón y Majaelrayo, aunque no vimos todo lo que pensábamos ver ni mucho menos. pero nos hizo un día fenomenal, con una temperatura buenísima, y pasamos un día de campo bastante agradable.



El remate de la jornada fue una cena deliciosa en casa de Cristina, con Pablo y Olga. Cenamos una rica Tempura de verduras y la ensalada Pablo´s (rica, rica).
Un día genial.
http://www.flickr.com/photos/64743310@N00/sets/72157611599443448/
para repetir, claro.
"S"

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Puerto de Mijares, en compañía

Salida dominical, hacía bastante que no nos juntábamos los cuatro "mosqueteros" para dar una vuelta por Gredos. Y nos hizo una mañana espectacular.
cafetito con Quique en Sotillo, y el puerto de Mijares con una temperatura alucinante para ser finales de diciembre. En Navalosa el bar de Jesús estaba cerrado, así que nos acercamos a la Venta Arias a tomarnos unas patatas revolconas y un par de montaos de lomo con queso. Y Angel, que es un "crack", trajo mazapán artesano de Toledo, para ayudar a tragar el cafetito, je, je.


Las motos, pues; Angel con su Varadero y Antonio y Valentín con su Africa Twin.

Es un video largo, pero la música es una auténtica maravilla.

El grupo se llama KILA, son irlandeses y son unos "genios" de la música, aunando tradición y vanguardia.
http://www.kila.ie/
Un saludo

Pantano del Burguillo...al revés¿?

Una prueba con la cámara colocada de otra manera.

La ruta es la misma que antes, aunque la música es un poco "cansina".

Un saludo
"S"

Pantano del Burguillo

Un tramo de carretera fabuloso para pasear en moto, disfrutando de las curvas y del paisaje, es la carretera AV-902, enlaza la N-403 con el municipio de Navaluenga, en Ávila.

http://maps.google.es/maps?f=q&hl=es&geocode=&q=calas+del+burguillo&sll=40.417156,-4.624901&sspn=0.121806,0.21698&ie=UTF8&ll=40.423527,-4.628077&spn=0.015224,0.027122&z=15&g=calas+del+burguillo&iwloc=addr

Es una delicia recorrerla en un día sin apenas tráfico. Incluso en invierno como es el caso, el nuevo asfalto en las zonas críticas y las protecciones en los guardarailes dan bastante tranquilidad a la hora de dar gas. La carretera empieza en bajada hasta que llegamos al nivel del pantano, en el que empieza una sucesión de curvas y “toboganes” muy divertidos. No es una carretera para ir rápido (ninguna lo es), pero es muy divertida a ritmo tranquilo. Además, en verano permite entrar con la moto hasta alguna de las calas y darnos un chapuzón en el pantano.
Espero que os guste…

“S”

sábado, 13 de diciembre de 2008

De Casavieja a Piedralaves

Es el tramo que va desde el municipio de Casavieja hasta Piedralaves.

La música es de Paul Mounsey, del disco "City of Walls".

Por carreteras de montaña

Hay una carretera preciosa que va desde el desvío de la CL-501, la carretera que une Madrid con Plasencia, ya en el tramo abulense, y une los municipios de Casavieja, Mijares y el Puerto homónimo. Es una delicia, da igual la época del año en que la visitemos, para montar en moto. Quizá durante el verano sea algo más delicado, porque suele haber más tráfico, más ciclistas, etc, etc. Pero el resto del año, es una carretera solitaria, con un asfalto más que correcto y con un paisaje serrano precioso.

Hay tres tramos claramente diferenciados, el primero, el que va desde el desvío nada más pasar Piedralaves, hasta Casavieja; asfalto más roto, carretera con algo más de tráfico y con accesos a fincas que hacen que la circulación sea algo más delicada. No obstante es una gozada, sobre todo las “eses” enlazadas que hay al final, ya acercándonos a Casavieja, unas curvas preciosas que se parecen más a una montaña rusa que a una carretera. Suelen salir buenas fotos aquí.

El segundo tramo es, ya de subida, el que comienza nada más dejar atrás las últimas casas del Casavieja, y nos metemos en el pinar. Una deliciosa carretera en subida, con contraluces producidos por la densa arboleda de pinos, robles y castaños, con asfalto bueno y con poco tráfico. Además, las curvas tienen, casi todas, buena visibilidad y es raro tener algún susto, siempre que circulemos con prudencia y margen de seguridad; el coche siempre aparece en la curva en la que entras algo “pasado”. Así llegamos a Mijares, y tras pasar el pueblo, la carretera sigue en ascenso continuo y rodeada de castaños por doquier. En otoño es una gozada para la vista.

Y el tercer tramo, es el que más altitud tiene, y es el que llega justo donde acaba el pinar y empieza el monte más degradado, piornos serranos, matorrales, etc. Abundan los grandes bloques de granito y en invierno, suele haber nieve en las umbrías.
Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí quedan los videos.

La´música es de Midnight Oil, "Bed are Burning".

Sdesanti

lunes, 8 de diciembre de 2008

Mijares con un genio de la música

Es una gozada circular en moto, sobre todo por carreteras secundarias, tranquilas y sin tráfico. Últimamente he tomado la costumbre de llevarme música cuando salgo en moto por carreteras así; circular a ritmos tranquilos, viendo el paisaje, con el olor de la vegetación, de los árboles, sintiendo el calorcillo del sol en la espalda, y sobre todo, sin tráfico, es una delicia.
Llevo una larga temporada extrañando a alguien en mi vida, alguien que es una parte importantísima en ella y que no sé cómo, quiero que vuelva...para no volver a irse nunca más. Alguien en quién pensaba al elegir la música, y alguien a quién sentir encima de la moto, era una gozada.

Tanto la música como la ruta, van dedicadas a esa persona.




Se me ocurrió grabar un video con la cámara de fotos, y ya colgué en el blog la primera parte de la subida. Esta parte es la "larga", hasta la coronación del puerto.

Espero que os guste.

La música es de un "genio" canadiense, Bryan Adams. El tema es Misterious Ways, una gozada de canción.



sábado, 6 de diciembre de 2008

Mijares I


Mijares I
Originally uploaded by "S de Santi"
Ayer hice una pequeña locura con la cámara de fotos, llevaba tiempo pensando en la idea desde que vi un reportaje sobre el desaparecido Cesar Agüi, un "genio" en esto de las motos. Y vi unas fotos espectaculares con cámara subjetiva y "ojo de pez" que marcaron casi un antes y un después en la fotografía de las revistas de motos.
Ayer amaneció un día espectacular; sin frío, casi despejado. Así que ni corto ni perezoso me largué a dar una vuelta con la moto, a ver cómo estaba el Puerto de Mijares, en Ávila. Mi 2ª casa según mi buen amigo Quique.
Y después de hacerle una corta visita y saludar a su hermana y sobrino, me fui para el puerto.
Y bueno, probé una cosilla con la cámara similar a la que hacen mis admirados reporteros de la revista La Moto, y no ha quedado mal del todo. Siendo un total aficionado como soy y con medios algo precarios, ahí ha quedado.
Digamos que es la visión que se tiene cuando alguien me acompaña de pasajero en Charo.
Ahí van...
"Sdesanti"

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Madrid desde Paracuellos 2-12-08 (72)

Ayer, segundo día de diciembre, tuve la suerte de asistir a uno de los atardeceres más espectaculares que recuerdo.

Al volver del trabajo, dejé la moto en la calle, no la dejé en el aparcamiento como hago habitualmente. Y al ir a llevarla, me bajé la cámara y el trípode por si veía alguna "foto". Como no hacía mucho frío, y parecía que tendríamos un atardecer bonito, pensé ir a algún sitio con buenas vistas, a tirar alguna foto.


Me acordé de la vista que se tiene de Madrid y el aeropuerto desde Paracuellos del Jarama. Y como el cielo estaba muy despejado por el viento que hemos tenido estos días, para allá que me largué con "Charo".
Estuve con mi amigo Quique, el "cazador de nocturnas", hace pocas semanas y no me llevé el trípode. Además llegamos ya de noche cerrada, y a mi no me salió gran cosa.

Pero ayer llegué en el momento justo, recién se había ocultado el sol y el paisaje hasta que se hizo de noche, impresionante.
El cambio de tonos del amarillo al naranja y luego al rojo, con la transición hasta el azul del cielo, que se iba oscureciendo poco a poco hasta hacerse casi negro, fue impresionante.
Es de esos momentos que te apetece compartir con alguien, incluso no hacer fotos, y sólo disfrutar del paisaje, del cielo y la ciudad a lo lejos.
Bueno lo de "no hacer fotos" es una broma, por supuesto. Si tengo delante algo que me merezca la pena, y una cámara a mano..., je, je.
Pero es cierto que se estaba muy a gusto, salvo por la temperatura que bajaba rápidamente al irse el sol.
 

Sin apenas escuchar ruidos, sólo el de algún avión despegando y la lejana carretera de acceso a Paracuellos.
Me gusta ver las ciudades desde la distancia, sólo sus luces parpadeantes en la lejanía, sin tener que aguantar sus ruidos, sus prisas, el estrés que se percibe a nada que uno pasee por sus calles.
Es como un paréntesis antes de volver a sumergirse en la vorágine de la ciudad viva, cambiante y vertiginosa.

Uf, qué rollo, casi me pongo tierno y todo.
nada, nada, que ahí dejos las fotos.
03 de diciembre 2008